Mi ultima confesión

 

   DE ROSARIO ACUÑA:

 

 

 

Mi última confesión        

 

El día terminó; la noche llega;

he sentido, he pensado y he llorado;

amé y odié, pero jamás ha dado

asilo el alma á la pasión que ciega.

 

La fé en el porvenir mi ser anega;

constante y rudamente he trabajado;

sufrí el dolor con ánimo esforzado

y sembré mucho, sin hacer la siega.

 

Gané el descanso en la región ignota

donde reina la paz del sueño inerte;

pero la luz que de la mente brota

 

y en ruta eterna sus destellos vierte

será encendida en estación remota.

¡Tendré otro día al terminar la muerte!

 

            Gijón, 1922.

El Motín, Madrid, año XLIII, n º 26, 30 de junio 1923.

 

*Iba acompañado de la siguiente nota de la Redacción: "Soneto inédito que se ha encontrado al abrir el cofre donde guardaba los originales doña Rosario de Acuña, soneto que no había hecho conocer a nadie"

 

 

 

………………………………………………………………

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s