Monologo/ La guardia civil

Despues de leer los muertos que hay en este "acueducto" de diciembre…….este monólogo no es el ejemplo de conducta pero si el argumento final.
 
Por favor si tomamos alcohol, dejemos el coche quieto.
 
 
 
 
 
 
 
********************************************************************

La guardia civil
Viniendo para acá me he cruzado con la Guardia Civil de tráfico. Que acojone! Ha sido verlos y decir: Algo llevo mal! Un faro roto, el carnet caducado, el coche robado… Algo mal debo llevar!. Y no es que yo no conduzca bien. Es que es imposible cumplir el código de la circulación, aunque quieras: métete en una autopista y no pases de ciento veinte y verás… A los dos minutos tienes un camión oliéndote el culo. Y encima el tío cuanto te pasa te pega un bocinazo y te dice:
– Tú estás loco, vas a provocar un accidente!
Pero cuéntale esto a la Guardia Civil.
– Perdone, mi sargento, pero vaoy a ciento ochenta porque si no, el del camión se enfada conmigo…

No te haría ni caso, porque ellos creen que el código de circulación se puede cumplir. Claro como son guardias civiles…! A ellos no se les pone nunca un camión detrás oliéndoles el culo! Y, además, seamos sinceros: quién no se ha saltado nunca un ceda el paso? Quién no ha aparcado nunca en doble fila? Joder! Si el código de la circulación no lo cumple ni el conductor del papamóvil!

Por eso, cuando ves a la Guardia Civil te entra el canguis, porque piensas: la que me va a caer! Y para evitarlo te juegas la vida si hace falta. ¿No les ha pasado alguna vez que van sin el cinturón y de repente aparecen ellos? Menudo drama. Buscas el cinturón de seguridad, tiras de él, él tira de ti, te lo pasas por delante de la cara, te doblas una oreja, le das sin querer al limpiaparabrisas… Vamos que no te matas de milagro! Y yo me pregunto: no se supone que la Guardia Civil está para protegernos? Y eso es protección? La guardia civil es un peligro!

Y si te dan el alto… Es como un flechazo! Te da un vuelco al corazón. Y no eres el único que lo siente, ¿eh? El guardia civil también debe de sentir algo, porque nada más echarte al arcén empieza a hacerte una especie de cortejo del enamorado. Se pega a la ventanilla, te echa miraditas, da vueltas alrededor del coche, le mira el culo, le da pataditas a las ruedas, golpecitos al maletero… que llega un momento en que te dan ganas de decirle:
– Que sí, joder, que es un coche!

Además, no les pasa que cuando les paran es justamente cuando menos se lo merecen? No hay derecho! La de veces que he ido pisando la raya continua, a ciento ochenta y hablando por el móvil… ¿Y ahora me paran por ir a ciento treinta y dos? ¿Y por qué a mí? Si ha dicho el telediario que este fin de semana iba a haber ocho millones de desplazamientos!

Yyo no quiero molestar, pero a veces cuesta parar, ¿eh? Como vas a hacerle caso a un tío que lleva bigotito de actor porno, las botas de Pretty Woman y las gafas de Torrente? ¿qué querrá ese hombre? Es como si vas a ingresar dinero al banco y el cajero va vestido de mariachi.

Y luego el tío te da el alto con la espada de La guerra de las galaxias. En plan Obi Wan Kenobi, que dices: Madre Mía, que la Fuerza me acompañe! Te sientes como Luke Skywalker y miras a tu suegra por el retrovisor y dices: Mira, R2D2…

La Guardia Civil te puede parar por muchas cosas, por ejemplo, porque sí. Aquí tienes dos opciones: ponerte chulo o llorar… Si te pones chulo, te colocan una multa… Sin embargo, si lloras… también.

Un sábado, a poco que salgas… un par de cubatas caen seguro. Pero, vamos, sin que te des cuenta. Y ya das positivo. Luego está el que se le va la pelota y se pilla un ciego importante. Éste, cuando se le acerca el de la espada fosforescente le dice
-Señor guardia, déjeme el Gusiluz ése, que me ha entrado miedo…
Y el guardia:
-Sople aquí
-Que sople aquí? Es que todavía no se cree que voy borracho…?

Pero el tío al final sopla… poquito, por si acaso hay un milagro. Pero ¿a quién quieres enganar, colega? Ese guardia ha visto a un millón de tíos como tú soplando poquito. Por eso se rebota y le dice:
-Salga del coche
Y aquí, al tío, la mejor idea que se le ocurre es hacerlo todo a cámara lenta… Y para colmo intenta hacerse el guay:
– Qué agente! Mucho lío esta noche, ¿no? Hay que ver cómo va la gente los sábados! Menos mal que están ustedes… Qué gran labor están haciendo aquí… los cuatro…

Yo conozco a un tío que para estos casos tiene un truco: se hizo una foto cuando iba pedo y la pegó en el carnet de conducir. Así cuando le paran, el guardia dice:
– Este tío no va borracho… Es que es asi!

De todas formas, yo no se lo aconsejo, así que si son amigos de Johnny Walker… usen el transporte público.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Monologos del club de la comedia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s