Hª / Monarquía asturiana-1

Retomo la historia de Asturias con la monarquía, y demás……quiero recordar que esto solo es una pequeña muestra recogida por internet y que basada en los escritos varios que llegan hasta nosotros, no pretende ser la biblia ni mucho menos, solo pequeñas reseñas de aqui y de allá con una conexión no siempre cronológica.

 

 

MONARQUÍA ASTURIANA

 

 

 

El noble Pelayo, al frente de los rebeldes norteños infringe una gran derrota a los musulmanes en Covadonga y …NOO!! que no seguimos así. Esto es lo que Alfonso III el Magno quiere que el pueblo crea a partir de su reinado:sus ideales políticos le sugieren considerarse descendiente de los godos ( Ordo Gothorum ). La realidad parece ser algo diferente :

Los pueblos del Norte peninsular,astures, que son los que nos ocupan, pero también cántabros y vascones, es posible que siguiesen manteniendo intactas sus expectativas de libertad, su modus vivendi y sus costumbres sociales, modificadas ligeramente por la llegada de los romanos. Cuando los musulmanes invaden la península, estos pueblos continúan su negativa a someterse. Una escaramuza en las agrestes montañas de Covadonga, da pie a que un grupo de lugareños, acaudillados por Pelayo, reciban una inyección de moral y decidan mantener sus costumbres y su idiosincracia tantos siglos mantenida. Los primeros monarcas asturianos poco pueden hace más que subsistir frente al empuje del Islam; incluso en tiempos de Alfonso II, Oviedo, la capital del reino, es saqueada en dos ocasiones. En un par de siglos, el reino es fortalecido y cuando a la muerte de Alfonso III, la capital se traslada a León, se ha consolidado definitivamente un reino ( el de Asturias ) que comenzó cuando en palabras de un famoso historiador pelayo, un rey nuevo, reina sobre un pueblo nuevo.

Tras Pelayo y su malogrado hijo Favila, reina Alfonso I, yerno de Pelayo y apartir de él, el poder monárquico se asumirá siguiendo una de estas dos vías :patrilineal en los descendientes del cántabro Alfonso I y matrilineal, en los de Pelayo. la cristianización creciente del reino, jugó un importante papel en su evolución como reflejan la contrucción de la capilla de la Santa Cruz (año 737, inicios del reino), el papel de Beato de Liébana frente a la herejía adopcionista o el hallazgo del sepulcro del Apóstol Santiago. esto y otros hechos explican perfectamente el sentido de las Crónicas de Alfonso III, manteniendo el ideal de restauración gótica que favorecía las luchas contra los musulmanes.

 

De entre los primeros que acudieron a Pelayo, figuraba Alfonso, hijo del duque de Cantabria, de estirpe Goda, y que gozaba de la confianza de los Cántabros. No pudiendo reinar el hijo de Pelayo Favila– por su prematura muerte a manos de un oso, fue nombrado caudillo Alfonso ( en el 739), gracias a lo cual, se añadirían a las gentes Astures las tribus Cántabras en la lucha contra los invasores.
En la consolidación del reino Astur, Alfonso aprovechó la existencia de guerras civiles entre los musulmanes; fue en aquel entonces cuando se empezaron  a realizar expediciones bélicas, con la ocupación de centros urbanos importantes de la Galicia de entonces: Lugo y Tuy. Durante estas campañas, se cruzó el Miño, hasta Oporto, Braga, Chaves y Viseo. Empujando a los berberiscos hasta Cória; entró en Astorga, León, Simancas, Ledesma, Águeda y Salamanca, y aprovechando estas guerras civiles, recorrió la meseta desde Saldaña, Mabe, Amaya y Oca, hasta Ávila, Segovia, Sepúlveda, Clunia, Arganza y Osma, aventurándose al valle del Ebro entrando en Miranda, Revenga, Carbonaria, Cenicero y Alesanco.
Alfonso no podía permitirse ocupar las poblaciones en las que entraba; no tenía hombres bastantes para defenderlas. Se dedicó a matar a todos los musulmanes que encontraba, y se llevaba a los cristianos a las tierras del Norte. Secundado por su hermano Fruela, crearon un vacío estratégico alrededor de su pequeño reino, asegurando su pervivencia, dificultando los ataques musulmanes por esas tierras donde no hallarían provisiones, y aumentaba de paso la población cristiana capaz de resistir al invasor. Estos inmigrantes traídos por Alfonso y Fruela, trajeron también sus tradiciones jurídicas de origen germánico, y con ellos también las diferencias sociales, de las que descendieron, por ejemplo, los nobles que llamamos Infanzones.

Según la Crónica de Alfonso III, en este tiempo, son pobladas las Primórias, la Liébana, la Transmiera, Sopuerta, Carraza, la Bardulias –a las que hoy se llama Castilla– y la zona litoral de Galicia.

 

 

**************************************************************

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Un poco de Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s