Lo que me contóu mia madre

 

   Qué mejor qu empezar el año con una poesía en bable occidental y que

también se habla en Laciana ( León), de allí es esta autora.

Eva GONZÁLEZ FERNÁNDEZ

 

LO QUE ME CONTÓU MIA MADRE

 

 

Un día de Santa Marina

daba compaña a mia madre:

ciega dafeitu, viechina,

tenía ganas de parllare.

 

Díxome: “Arímate a mí

pa que you pueda palpate

las manos ya contaréite

lo qu’enxamás dix a naide.

 

Por mor de la rina guerra

ensin faere mal a naide

vímonos acorralaos

ya foimos al mundu alantre.

 

Quedanon las cortes chenas,

tamién chenos los pachares,

l’hurriu ya la bodeguina,

dexemos nuesos fogares.

 

Aquella nueite d’otuenu

espiltrazaos ya con fame

xubiendo por Llamaurén

mia testa yera un enxame.

 

Choraba pero por dientru

desesperada acordábame

de la casa onde naciera,

que me dexara mieu padre.

 

Sin dicire una palabra

principiéi a desgraciame

diciéndo–lly adióus a tous

nuesos trabachos ya afanes.

 

Adióus llugarín que dexo

contra la mia voluntade,

fuentes, ríos, tesos, montes,

piornales ya bedulares.

 

Adióus sábanas de llinu

filadas pola mia madre,

agucha, rueca ya fusu,

mieu trabachu foi en balde.

 

Caminos que you pisaba,

praos ya güertos ya llinares,

regueiros onde llavéi

de mias fichas los pañales.

 

Adióus molín de La Lluenga,

onde de nueite ou de tarde

cono fuelle bien chenín

llevéi pan, farina traxe.

 

Masera onde cernía

ya amasaba pan ascape

ya’l fornu onde cocía

por San Roque mazapanes.

 

Nun muñiréi más mias vacas

nin arrecharéi tenrales

nin veréi pitas nin gochos

nin ugüechas nos corrales.

 

¿Qué será de los gatinos?

Morrerán tous de fame.

¿Qué fairán del caballón

que montábamos no valle?

 

Lluenxe de los güsequinos

de mieus nenos ya mieus padres

¿ónde quedarán los nuesos?

¿en qué tierra? ¿en qué Llugare?

 

A lo peore polos montes

tiraos polos muradales

onde muerren los corcinos,

onde cristianu nun entrare.

 

¿Qué será de nuesa vida

sin tapadura? ¡Ai, madre!

¿A qué puerta chamaremos

si salimos d’esti trance?

 

De repente mia cabeza

emprincipióu a despexase,

acordéime de la Cruz

de Cristu, de suas bondades.

 

Nun me mancóu más el fríu

nin tampoucu tenía fame

nin sentía los garranchos

que mozquitaban mias carnes.

 

Vi que teníamos qu’andare,

que la vida yera amable:

tiraríamos p’alantre

p’atopar la llibertade.

 

                              (Poesía completa (1980–1991)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemes en asturiano. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s