Retazos del libro del bosque

 Hace tiempo que no toco el tema  de la natuiraleza , bueno es empezar el año  retomandolo……
 
 
 
DEL LIBRO DEL BOSQUE    ( varios autores )
 
 

LA PALABRA DE UN HOMBRE 

HACE VISIBLE LO REAL

 

La paraula d´un home fa visible el real

                                 Pere Gimferrer

 

 

Porque si dices árbol

hay uno que se yergue

al lado del camino,

y el árbol se nos puebla de pájaros y tiene
rayos de luz y brisa verde y lenta

de oro en esta tarde.

 

Y hasta su tronco un hombre

llega por el camino,

y su sombra se funde con la sombra del árbol.

 

 

 

……………………………………

EN LA NOCHE DEL BOSQUE

 

Desmoronadas yacen las palabras comunes 

por una blanca página ofrecida al silencio. 

Cuando el día se borra, vuelve atrás 

la memoria vacía

y camina en renglones ya sin signos.

 

Bajémonos del monte, que arriba está la bruma, 

está la piedra dura, está la hierba amarga, 

está la costra vieja de la tierra.

Arriba está la orilla de la nada.

Y salpican los densos goterones del olvido.

 

Es amarga la cumbre y es estéril.

Sólo para la brisa o algún caballo antiguo 

o para la lengua áspera

(esa lengua no humana de la vaca

que va lamiendo el mundo por las cumbres) 

se alza el pubis azul de aquellos cardos.

 

Hermosas amanitas de la muerte brotarán por el bosque.

Estarán marcando ahora

el corro sigiloso de los sábados, 

ofreciendo su aliento seminal

y nívea carne virgen

para una última cena que nos abra las puertas. 

Sólo quedan los bosques. No queda otro refugio. 

Que golpee las puertas su latido terreno 

y nos las abra.

Y unidos descendamos la ladera brumosa,

de espaldas a los dioses de la cumbre:

en lo hondo del valle está la luz y la común hoguera 

que nos congregue en círculo.

 

Sobre el oscuro arroyo de la noche 

ven a tender tu cuerpo,

un puente que me lleve a la otra orilla.

 

…………………………………..

 

MEMORIA DEL BOSQUE

Ya viene la blanca niña, 

ya viene la niña blanca 

al pie de la fuente fría

que por el oro manaba

(Romance de la Danza Prima)

En la lenta memoria de este bosque

de corazón plural, común a tanta vida 

de líquenes y musgos,

denso perfume del laurel sagrado, 

hojas tiernas de mayo,

o ramas neblinosas del invierno,

se han perdido las sendas por donde el hombre iba 

y la choza en el claro no encuentra el peregrino, 

y la yedra ha escondido las letras amorosas,

las que ciñen las limpias cortezas de abedules.

 

Hay, en cambio, una fuente 

lustral y clara y fría,

esa que suena insomne y recuerda la historia 

de aquella blanca niña.

……………………………………..

 

 

HASTA LA MAR EL BOSQUE

 

Donde el brezo termina, cercado por helechos, 

como una extensa y verde

bandada de palomas, nace el bosque.

 

Palomas que en una edad lejana se posaron, 

antes que el hombre fuera

para nombrar al bosque, para encender su fuego, 

para darles los nombres

a seres que aquí habitan, 

para llamar palomas

verdes a estas que baten sus alas con el viento.

 

Bajarán por los valles algún día 

-cuando el hombre termine-

e irán sobre los ríos para un viaje sin puertos 

hasta la mar inmensa.

…………………………………..

 

ORÁCULO CONTRA LA CIUDAD

Un árbol vive y puede pero no clama nunca

ni a los hombres mortales arroja nunca su sombra 

                                    V. Aleixandre: MUNDO A SOLAS

Ignora la ciudad el olor del caballo, 

desconoce la piedra y la hoguera y el agua

y el viento de la noche que en los árboles nace 

junto a llantos antiguos de caballos oscuros 

que los musgos apagan.

 

Compadeced al hombre por este espacio duro 

donde sufre y no sueña, encerrado en un tiempo 

de aristas de aluminio.

                                Para el hombre piedad, 

porque ya nada sabe de la sombra del árbol, 

del pájaro en su nido, de la piedra con musgo. 

Y piedad para ése, que la luz de neón 

confunde con la luna.

                                Compadeced al hombre 

que se muere y no supo de la brisa del alba, 

no supo de la luz rosada del aliso que la garlopa lame.

 

Pero yo, vuestro hermano, os pronuncio este oráculo: 

Algún día los bosques cercarán la ciudad. 

Nuevamente el cemento será roca, y arena

del arroyo el cristal, ya por siempre en la rueda

del tiempo. y las aceras, sendas del leñador

hacia el claro del bosque, donde está hoy esta plaza 

sin brisa y sin palomas, sin la sombra del árbol.

 

………………………………………………….

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Defensa de la Naturaleza. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Retazos del libro del bosque

  1. mimosina dijo:

    Hola chatina,acabo de ver que me saludaste y marchabais a comprar,yo estaba poniendo el uniforme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s