Devocionario

                           
 
 
 
                           DEVOCIONARIO

I

La paz no necesita de los héroes.
El heroísmo de la paz es otro.
Es un sereno paso sin angustia
Por aquel campo en que acechaban minas.
Y es sobre todo ese convivio afable
De la diversidad de los anónimos.

II

La paz cierra la cripta de los mártires
Y los deja dormir, para que olviden
Que la tierra es el sitio pavoroso
Donde todos los miedos son posibles
Bien se merecen su corona de oro,
Bajo la condición de que se duerman.

III

La paz no la hace nadie. Se hace sola.
Lo importante es sembrar una semilla.
La gente piensa que la guerra es fuerte:
!Qué va! La guerra es sólo un aneurisma.
Alguien la pincha, y se desangra toda.
La paz en cambio es la verdad de un árbol.

IV

No me pregunten por qué soy pacífico.
Es algo natural, quizás congénito.
Esto es lo que tal vez muchos no entienden
Que no todo poeta es un revólver.
Por mí, que los revólveres se esfumen.
Eso sí: No me toquen a la rosa.

 

                                            David Escobar Galindo

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s