UNTRAXE PA TOL MUNDU

La indumentaria tradicional Asturiana:

 

 

Hoy en la prensa asturiana venian fotos y reportajes de los estudios sobre la indumentaria de los asturianos, trabajo realizado por;  Amadeu Benavente ( presidente del conceyu cultural pal usu y promoción del Traxe´l Pais " La Correxa" ) y Gloria Roza autora del libro, modista e investigadora del tema.

 

El reportaje fotografico es del diario " La Nueva España" y el escrito el primero de " El Comercio" de Gijón y el otro de La Nueva España.

…………………………………………………………………………………..

UN TRAXE PA TOL MUNDO:

 

 

 

 

 

 

 SI ACHICO MÁS LA FOTO NO SE PODRÁ LEER ASI QUE LO SIENTO……….

 

 
 
 
 
 Artículo del diario de Gijón " El Comercio"
 
 
 
Nada de faldas coloradas; nada de un traje regional ‘típico’ y uniformado; nada de variantes geográficas estandarizadas. La vestimenta tradicional asturiana es rica y variada, ofrece aditamentos distintos en función de las zonas y sus necesidades de abrigo y, sobre todo, marca distancias en razón de los posibles. No es lo mismo vivir en el mar que en la montaña y la calidad de los tejidos y hasta los colores fijan diferencias entre ricos y pobres. Ayer, como hoy, la moda se basaba en criterios prácticos y económicos.

Todos estos detalles y otros muchos más aparecen en ‘La indumentaria tradicional asturiana. Guía práctica’, un libro obra de Gloria Roza y editado por la Consejería de Justicia, Seguridad Pública y Relaciones Exteriores del Principado con el ánimo de difundirlo en los centros asturianos de todo el mundo. Se trata de ofrecerles a los emigrantes el material necesario para confeccionar sus trajes como manda la tradición. Mil ejemplares han salido ya de la imprenta rumbo a las casas regionales en las que, como anunció el consejero Francisco Javier Valledor, es la primera de una serie de guías que tienen como fin llenar el vacío de estas agrupaciones sobre determinados temas autóctonos. El siguiente serán los bolos.

De momento, Gloria Roza, una piloñesa con amplia experiencia en materia de vestimenta tradicional, se ha afanado en recopilar información para ofrecer todo tipo de detalles sobre chamarretas, chaquetas, monteras, calzones, sayas, dengues, manteos, refajos, mantas y camisas. Lo ha hecho con el ánimo de ofrecer información realmente práctica, para que en México o en Argentina puedan elaborar sus propios patrones y confeccionar las distintas prendas de la misma forma que se hacían en Asturias a lo largo de los siglos XVIII y XIX.

Entonces, la juventud vestía colores más vivos y alegres, porque una vez casados oscurecían sus ropas como mandaban los tiempos y, en ocasiones, los lutos que tocaba lucir de por vida. Entonces, entre las materias primas no había sitio para lo sintético, y sí para los finos paños procedentes de Castilla y los Países Bajos en casa de los más ricos y para el lino y la lana hilada con sus propias manos en los hogares más modestos.

Fue precisamente la lana la materia prima más empleada en Asturias para elaborar las telas. Era una tarea laboriosa: primero había de prepararse la lana para el hilado y luego, las mujeres en exclusiva, se dedicaban a acabar la faena, en muchas ocasiones en reuniones vecinales denominadas filandones, filas o h.ilorios. Con la rueca, el tornu de filar y la parafusa se obtenían los ovillos y madejas que luego debían de tejerse.

Y, antes, teñirse, valiéndose de lo que la naturaleza ponía al alcance de la mano: moras, cáscaras de nuez y cebolla, corteza de roble, barbas de maíz, bayas de saúco, helechos, cola de caballo… Era ésta una tarea primaveral o veraniega, por aquello de que entonces se producía la floración y con ella los tintes naturales, esos mismos que se cocerían directamente con la lana o el lino o se dejarían macerar en ella.

Los ovillos coloreados debían después llegar a manos de las tejedoras para hacer el resto en los telares y rematar la faena en los batanes, en los que se batían los tejidos para hacerlos más homogéneos y evitar que se deshilacharan.

Quedaba ya sólo confeccionar las prendas. Para ellas, las camisas con linos y bordados azules, rojos o blancos; sayas de hasta 4,5 metros de vuelo elaboradas en estameña o paño y sujetadas a la cintura con trincha o mandilete; xugones ceñidos en bayeta, paño, seda o raso de colores oscuros y con adornos de terciopelo y mandiles para los días de fiesta llenos de vainicas, festones, puntillas y cintas de terciopelo.

Y, para ellos, calzoncillos de lino blanco hasta las rodillas, calzones cortos ajustados en la cintura en tonos oscuros y, en muchas ocasiones, con botones fruto de forrar legumbres con tela, chaquetas a juego y con escasos adornos de terciopelo y, por supuesto, fajas de lana tejida y de colores variados, desde el negro, al rojo, pasando por el verde, el granate o el morado. Variedad ante todo.

 
VER FOTOS A TODO COLOR DE LAS DIFERENTES PRENDAS QUE COMPÒNEN  EL TRAXE.
 
Articulo de " La Nueva España";
 
 
Valledor presenta una guía para que los emigrantes asturianos puedan confeccionar con rigor la indumentaria tradicional de la región
 
 
«Ye un traxe pa tol mundo. Lo mismo lo puede usar un paisano normal que un Príncipe de Asturias». Así explicó ayer Amadéu Benavente el carácter social y no puramente funcional del traje tradicional asturiano o, lo que es lo mismo, «que cualquiera pueda tener un traje, como quien usa un esmoquin, y no sólo el que esté en un grupo de folclore, porque es un traje solemne, de prestigio, con el que muchas personas se presentan en público para una ocasión especial». Benavente, presidente del Conceyu Cultural pal Usu y Promoción del Traxe’l País «La Corexa», es el diseñador de una guía práctica sobre la indumentaria tradicional asturiana en los siglos XVIII y XIX que ayer presentó el consejero de Justicia, Seguridad Pública y Relaciones Exteriores, Francisco Javier García Valledor, junto con el director de la Agencia Asturiana de Emigración, Luis Miguel Fernández Romero.

La guía, de la que se han editado un millar de ejemplares, se repartirá entre los miembros de los centros asturianos de Europa y América, ya que, según Valledor, responde fundamentalmente a las peticiones de los asturianos que viven en otros países y que, en muchos casos, dijo, «aún se guían por las referencias de la Sección Femenina». Sin embargo, reconoció que se han encontrado con «un problema»: un exceso de demanda también por parte de personas y grupos radicados en el Principado, «ya que en Asturias no existe un producto como éste».

El consejero de Relaciones Exteriores destacó, además, que se trata de una publicación eminentemente práctica y didáctica. Tanto que incluye dibujos y patrones «para que la gente de allí tenga la posibilidad de confeccionar las diferentes piezas de la indumentaria femenina y masculina».

La obra inaugura una colección destinada a los emigrantes asturianos, explicó Valledor, «cuyo segundo volumen estará dedicado «al deporte asturiano por excelencia: los bolos».
El autor del prólogo, Fernando Ornosa, destacó, por su parte, «que hay un montón de personas que viven el sentimiento de asturianía fuera de Asturias y que necesitan este tipo de herramientas». Ornosa precisó, asimismo, que «no es un trabajo de un día», sino, más bien, «de un fenómeno romántico de gente que, en los 70, empezó a trabajar en las tradiciones asturianas, yendo por los pueblos, rebuscando en arcones y recopilando miles de fotografías». Así, matizó, «se contribuye a desmontar un prototipo de los tiempos del franquismo, una forma esperpéntica de concebir el traje, que no es un uniforme sino algo rico y plural en la unidad». Y, así, explicó que «no hay variantes del traje correspondientes a las diferentes zonas de Asturias, sino diferentes formas de vestir, condicionadas, en la mayor parte de los casos, por la economía». «Acabar con los trajes coloraos» es el objetivo, según Gloria Roza, «la que cose los mejores trajes del país», según Amadéu Benaventes, y autora del libro. El presidente de «La Corexa» concluyó elogiando el «rigor» con el que la modista e investigadora ha trabajado para mostrar la riqueza de los cortes del traje asturiano a los emigrantes, un rigor que, según dijo, «es la primera piedra para reconstruir la autoestima del asturiano en este terreno».

……………………………………………………………………………………………..

 
 
 
 
 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asturias. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a UNTRAXE PA TOL MUNDU

  1. dvd dijo:

    Si es que siempre nos han querido uniformar incluso diciendo que hay variados trajes, jajaja. Me parece muy bien la idea de estudiar las costumbres, la indumentaria y esas cosas, así no se perderá esa parte de la historia.
     
    d

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s