Hª / Emigración de asturianos.-1

 

 

Pequeña Hª de la emigración

asturiana a América.

*********************************************************************************************

                                                      1

Dejaron su tierra en busca de un futuro mejor, la añoraron y algunos regresaron

a ella. Otros viven en América. Son los asturianos, los que han quedado

eternizados en obras literarias, y en testimonios de inmigrantes y sus

descendientes.

 

                                            ***************************

 

 

A lo largo del siglo XIX y durante el primer tercio del XX gran número de

europeos abandonaron sus lugares de origen para dirigirse a otros continentes

impulsados por la existencia de tierras por explotar y las mejoras en los

transportes por mar. Asturias participa en esta corriente enviando emigrantes

a América. Desde mediados del siglo XIX millares de asturianos se embarcan

hacia ultramar con el propósito de trabajar y regresar a su tierra con fortuna.

En realidad la tradición migratoria asturiana es anterior a esta época, ya que

existían una emigración temporal a Castilla o definitiva a Madrid o Andalucía.

En este trabajo vamos a tratar sólo las causas de la partida, el viaje y la

estancia de los asturianos en América, dejando para otra ocasión el

interesante tema de la vuelta de los Indianos y su importante influencia

en la vida económica, política, social y cultural de Asturias.

 

 

Emigrantes a America.

 

 

 

1.       LAS CAUSAS DE LA EMIGRACIÓN ASTURIANA

No se puede explicar la emigración asturiana basándose en una sola

causa sino de un conjunto de factores, en cada momento y lugar puede

pesar alguno más que otro y no se puede generalizar.

Las causas de tipo económico y social: se trata de la explicación más

socorrida. Algunos autores consideran que la reducción de la mortalidad

unida al mantenimiento de altas tasas de fecundidad supuso un

desequilibrio entre población y recursos que el incipiente desarrollo minero

e industrial no fue capaz de solventar. Era imposible parcelar más las

caserías y las tierras que se roturaban eran de mala calidad. Los resultados

eran escaseces y carestías. A esto hay que unir la extensión de la

ganadería que provocó una liberación de mano de obra. De ahí que los

asturianos se marcharon para obtener bienestar y promoción personal.

Pero los propios contemporáneos se extrañan de que los brazos

necesarios para la industria llegaran de Castilla. Lo que ocurría es que

en Asturias los obreros querían tener además de su trabajo, una pequeña

parcela que cultivar y a veces esto era difícil, así que prefieren emigrar.

 Así pues, son cuestionables las explicaciones de la emigración asturiana

sólo como consecuencia de las limitaciones de la economía regional.

Interpretando las relaciones de precios y salarios algunos autores se han cuestionado el papel de la miseria absoluta como causa migratoria.

En definitiva, la emigración Americana no se nutre solo de campesinos

pobres, de ahí la necesidad de ampliar la relación de causas del fenómeno migratorio.

La tradición migratoria e imitación: Un aspecto fundamental que incita al

asturiano a emigrar a América son las llamadas que desde allí les hacen

parientes o conocidos. Así pues, muchos asturianos no van a la aventura

sino a un subsistema conocido, integrado por quienes emigraron antes.

A los niños se les inculcaba la idea de que tenían que partir hacia América

junto a algún pariente o amigo. En México se habla de una "emigración

en cadena" ya que en unas pocas ciudades hay una presencia concentrada

de emigrantes del oriente asturiano, ya que unos iban llamando a otros

y éstos a su vez a otros. Así pues, según esta interpretación, algunos

emigrantes no tienen como fin hacer fortuna, sino aumentar la que tienen,

de ahí que no aceptaran trabajar en la región ni trasladarse a Castilla

o Madrid.

Servicio militar: La posibilidad de eludir el servicio militar es otra causa que

hay que considerar. Éste era un recurso paterno más barato que la redención

en metálico y más seguro que el pago de un sustituto. Además de evitar un prolongado servicio de entre 3 y 7 años, se podía compensar la inversión

realizada cuando el hijo regresaba enriquecido. Esto implicaba que los

hijos se marcharon a los 15 o 16 años antes de la llamada a filas que se

producía a los 17.

Legislación favorable: Algunos países de acogida hacen llamamientos

a Europa pidiendo población, a la vez que en España se producen cambios

en la legislación que facilitan las salidas. Pero no todo son facilidades

para la emigración, los dueños de las tierras y más tarde los industriales

a través de sus periódicos, trataron de oponerse con el argumento que

identifica población y riqueza, recubierto de un tono moralizante alegando desgracias a causa de las enfermedades tropicales.

2.       ETAPAS Y ESTIMACIONES

Uno de los problemas con que nos encontramos a la hora de estudiar

la emigración anterior a 1882 es el de las fuentes, ya que a partir de

esa fecha la Dirección General del Instituto Geográfico y Estadístico

comenzó a llevar las estadísticas de emigración e inmigración, aunque

siempre hay que tener en cuenta un porcentaje de ilegales. Para

hacernos una idea de los emigrantes que saldrían de Asturias antes

de 1882 existe un sistema de aproximación, se trata de observar el

desequilibrio que existe en los censos de población entre hombres y

mujeres en ciertas franjas de edad, en teoría los hombres que faltan

serían los emigrantes.

Algunos autores no hablan de una fecha inicial de la emigración

contemporánea sino prefieren hablar de comienzo de la "aceleración

del proceso migratorio". Las salidas en el primer tercio del siglo XIX,

son muy escasas debido a los problemas derivados de la Guerra de la

Independencia en la península y de las luchas de emancipación de las

colonias. El ciclo migratorio fuerte comienza a finales de los años 30.

Hasta entonces habían convivido en Asturias los 2 tipos de emigración

que vimos antes.

A partir de 1840 Cuba empieza a reclamar mano de obra blanca para

sustituir la esclava mientras que en España se produjo en 1853 la

derogación de la prohibición de emigrar. La primera oleada emigratoria

asturiana alcanza su punto culminante en 1857-1858 remitiendo

posteriormente en los años siguientes. Así pues, las décadas centrales

del siglo XIX están a medio camino entre la emigración temprana y la

emigración masiva, las estimaciones indican que de salieron unas 22.000

personas, aunque no todas tendrían como destino América.

El segundo ciclo migratorio se abre a principios de la década de los

80, cuando salían al año unos 2.000 emigrantes. Las salidas se disparan

en 1889 consiguiendo el máximo absoluto del siglo de 11.443. Por aquel

entonces, 1 de cada 5 varones asturianos emigraba. Las frecuencias de

emigración se mantienen desde 1890 hasta 1904 entre 5.000 y 5.200

emigrantes al año.

El tercer ciclo va de 1904 a 1918. Se consiguen los máximos absolutos

de la emigración asturiana a América, ya que saldrían unos 4.000

emigrantes al año, alcalzándose el máximo histórico en 1912 con

15.550 emigrantes. Ahora ya eran 1 de cada 4 los varones que se

marchaban, al mismo tiempo que entraba mano de obra extraregional

para satisfacer las necesidades de la industria. La pérdida de las islas

no modifica el ritmo de llegada de españoles a las Antillas, que

compensan la retirada de soldados y funcionarios. Las dificultades que

acarrea la primera guerra mundial reducen la emigración en un 60%

entre 1913-1915.

El cuarto ciclo migratorio se inicia a partir de 1918 con una recuperación

del flujo migratorio rápido. Hasta 1930 se registran el mayor volumen

neto de salidas hacia América a del siglo XX. Las estadísticas cifran que

salieron más de 80.000 pasajeros entre 1921 y 1930, lo que representa

un promedio anual en torno al 11 por mil de la población asturiana. En los

primeros años 30 se puede dar por concluido el ciclo de la "emigración

masiva" a causa de la crisis económica internacional, de la situación

interna de España y posteriormente por la Segunda Guerra Mundial.

De ese modo terminaba la etapa de máxima expansión en la corriente

migratoria que a lo largo del primer tercio del siglo XX habría desplazado

hacia América a más de 200.000 asturianos. Según otros cálculos, entre

1835 y 1930 se habría desplazado 330.000 emigrantes, es decir el 41%

de la población de Asturias.

3.       LUGARES DE ORIGEN Y PAÍSES DE DESTINO DE LOS EMIGRANTES

Llama la atención que la mayoría de las salidas hacia América procedían

sobre todo de las zonas costeras, mientras que los emigrantes del interior

tienen como destino otras regiones peninsulares. A la hora de elegir

destino hay que tener en cuanta varios factores. Muchos tienen que

adaptarse a los destinos de los barcos que atracan en el puerto más

cercano a casa, pero algunos se trasladan a La Coruña y Santander.

Otro factor que hay que tener en cuenta son los llamamientos que

realizan los ya instalados en América, que provoca la emigración en

cadena de la que hemos hablado, así se explican las preferencias de

los emigrantes del Oriente por México, o las del Occidente por las

repúblicas de la Plata. Pero en las primeras etapas de este periodo

quienes reciben el grueso de emigrantes son las todavía colonias,

sobre todo Cuba, a donde se dirigen las dos terceras partes de los

que embarcan entre 1884 y 1898.

En la última década del siglo XIX se redujo a tradicional salida asturiana

a la Gran Antilla como consecuencia de la guerra de independencia,

dirigiéndose la emigración a México y los países del Cono Sur. Pero a

comienzos del siglo XX la expansión económica de Cuba y la disposición

de los asturianos que quedaron en la isla para favorecer la inmigración

de sus paisanos acrecentó la emigración a la excolonia. Mientras que

Argentina y Uruguay siguen teniendo buena disposición para la llegada

de españoles de tal manera que en los años 20 la mitad de los

asturianos que se dirigían a América eligen como destino Argentina

 

 

……………………………..fin parte  primera……………………………………………………………………..

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Un poco de Historia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Hª / Emigración de asturianos.-1

  1. Josè M Rodriguez Gonzalez dijo:

    Me interesan datos de la emigraciòn asturiana desde 1940 a la fecha, soy uno de los muchos que salimos para dar campo y mas oportunidades a los que quedaron.

    • Reinaastur dijo:

      Hola JoséM. lo siento no ando sobrada de tiempo ultimamente para investigar a fondo posibles paginas o informacion completa sobre la emigración asturiana; existen muchas webs por internet que te pueden orientar pero son bastante dispersas y localizadas en diferentes focos de emigración, como Mexico, Argentina etc. te sugiero que entres en el buscador Google y concretando lo que realmente te interesa en la busqueda te dará infinidad de opciones, es para tiempo y paciencia. Lamento no ser de mucha ayuda.

      Un cordial saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s