Poema:Viejas y Colegiata

 

 

 

 Autor Luciano Castañón

Del libro : Barrio de Cimadevilla

 

 

 

 

 

VIEJAS Y COLEGIATA

 

Mujeres no tan viejas

como la erosión inmemorial de tus sillares,

Colegiata vieja;

mas sí tanto como las indefectibles viejas

acuclilladas en el escalón

de tu siempre ¿por qué? cerrada puerta.

Fuman a veces como fieras,

dando viabilidad de huída al humo

su sumida desdentadura

—por la forzada desdentadura

de sus faltriqueras—.

Agudo es el ángulo de sus rodillas

porque no estiran las piernas.

También su brazo se geometriza

doblando el codo y la muñeca;

está aquél muy al sur de la mano

que, plegada, sostiene el serio sur de la cal

Pueden escupir chanzas,

y la ofensiva gracia,

pero, eso sí,

siempre latirá en las viejas

la pesadumbre abisal de su pobreza.

«Quiero y no puedo».

(Parece que sólo pueden

las que por dinero

tienen ganado el cielo.

Y a veces pasan cerca.)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s