Siglo XIX en Asturias

 
  Un poco más de hª, bien es verdad que  algunas cosas ya están dichas bajo otros conceptos, en otras entradas del blog, pero no viene mál verlas desde todos los puntos y circustancias……..:
 
 
 

 

 

SIGLO XIX.-

Este periodo se inicia en Europa con el Imperio napoleónico intentando obtener nuevos territorios; en España después de varios levantamientos contra los invasores, en mayo de 1808 se producen las primeras revueltas importantes que pronto se extienden al resto del país. Asturias constituye una Junta Suprema que asume la soberanía en favor del rey Fernando VII y organiza un ejército de resistencia. A pesar de ello, los franceses invaden el Principado hasta en 4 ocasiones, desde provincias limítrofes y controlan la situación con el apoyo de colaboradores y afrancesados ( Marqués de San Esteban, el obispo Gregorio Hermida, etc). En esta primera parte del siglo XIX, políticos asturianos participan de forma relevante en la vida del país ( Jovellanos en la Junta Central, Agustín Argüelles y Álvaro Flórez Estrada en las Cortes de Cádiz). Cuando en 1812 nace la Constitución de Cádiz ( la conocida popularmente por "La Pepa"), los franceses se retiran de Asturias y la Diputación Provincial sigue una política liberal e ilustrada que durará apenas un par de años. Cuando en 1814 sube al trono Fernando VII, los liberales son perseguidos o encarcelados ( el Conde Toreno, Flórez Estrada, Canga Argüelles, Acevedo, etc). La economía se encuentra en franco deterioro y se suceden pronunciamientos como el de Espoz y Mina o el del general del Riego ( natural de Tuña-Tineo) que obligan al rey a jurar la Constitución en 1820.

El trienio liberal ( 1820-1823) supuso entre otros aspectos, la desamortización de bienes de los monasterios que en realidad beneficiaron a unos pocos potentados burgueses quedando el campesinado en una situación similar o peor.Aparecen patrullas de realistas armados en los valles interiores de la región con un marcado carácter antiliberal. La siguiente década ( década ominosa, de 1823 a 1833) supone la restauración del absolutismo y de nuevo son perseguidos los liberales a la vez que se suprime la Junta General del Principado.Los enclaves liberales ( Noreña y muy especialmente Gijón) continúan siendo focos de resistencia. Con una crisis económica y el aumento poblacional, el poder central promulga la Ley de Minas, con idea de reactivar la maltrecha economía, resultando en el futuro el principal motor de la economía de Asturias

Estas primeras décadas de siglo continuamente agitadas políticamente repercuten en esta apartada y pobre región, acentuándose los efectos por las malas cosechas de la década de los 80. La industria minera significó una diferente evolución en el centro de la región y en las cuencas hulleras que en las áreas ariental y occidental donde persistía un régimen rural. Aparecen inversiones extranjeras y sobretodo estatales ( Fábrica de Armas de Trubia y Oviedo, Tabacalera de Gijón ) pues los capitales autóctonos, no demasiado elevados, se invierten en industrias de menor calado ( loza, vidrio,gas, etc).Las comunicaciones evolucionan con mejora en los ferrocarriles ( de Langreo y con la Meseta).A finales de siglo, la población sigue siendo todavía eminentemente rural contando con Oviedo y Gijón como villas más pobladas ( 20.000 y 18.000 habitantes, respectivamente).

El último cuarto de siglo con la restauración de la monarquía y la alteranacia política entre Conservadores ( Cánovas) y Liberales ( Sagasta) apenas supuso cambios en Asturias donde podemos hablar de un periodo de tonía política.En el plano económico, la minería aumentó su producción y se originó una interesante actividad siderúrgica que no logró competir con la siderurgia vasca. Aparecen también otras fábricas : azucareras, industrias lácteas, de cementos, hidroeléctricas, de sidra, etc. En el medio rural, la producción se modifica; desaparecen los cultivos de cereales y se orienta hacia otros más rentables ( patatas, remolacha azucarera y actividades de producción lechera). En los años vecinos al nuevo siglo aumentan los poblamientos urbanos ( Mieres, Sama) y las deficientes condiciones tanto laborales como de vivienda se dejan sentir en la población ( bronquitis, tuberculosis, epidemias de gripe, etc). Hay un cambio en las costumbres( aparecerá el cine y el fútbol) y en la vestimenta ( hacia formas más occidentalizadas y homogéneas). Aparecen importantes medios de comunicación : diarios El Noroeste, El Comercio, etc.También es la época de los movimientos sindicales y obreros de importancia ( anarquistas y primeros socialistas) en consonancia con los cambios sucedidos en Inglaterra y es resto de Europa en este fin de siglo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s