Culto al Sol en Asturias.

  Siguiendo con la tradición de estas fechas tan mágicas y dadas a todo tipo de tradiciones ancestrales aqui otro artículo sobre el:………………………………………………….. 
 
 
 
Culto al dios solar en Asturias
 
 
 
La divinidad solar de los celtas, a la llegada del cristianismo

Cuando las tierras celtas cayeron bajo el dominio romano, sus dioses sobrevivieron en la mayoría de los casos a la religión romana, tomando un lugar junto a los dioses romanos; ya que los romanos no perseguían los cultos indígenas de las regiones sometidas a su imperio, solo suprimían los aspectos religiosos que podrían amenazarlos políticamente. En la mayoría de las regiones celtas y en especial en las más apartadas, el retroceso de las deidades indígenas en tiempos romanos se dio de una forma bastante limitada, y al debilitarse el poder de Roma, el culto a dichas deidades recuperó fuerza, en regiones apartadas del centralismo romano, como Asturias, tal vez nunca la perdió. Por lo tanto es lógico pensar, que al difundirse el cristianismo en Europa, las creencias celtas todavía se encontraban bastante presentes entre el pueblo que las practico, posiblemente aun más que las romanas; y tal vez por eso los evangelizadores cristianos hallan tenido que poner más empeño en acabar con la religión indígena y sus dioses que con los elementos romanos.
Así pues, es bien sabido que muchos dioses celtas fueron substituidos por santos cristianos, especialmente en las regiones poco o nada romanizadas. En el caso del dios Lugos, la mayoría de los autores aceptan que en la Galia fue substituido por San Pedro, gracias a que a este apóstol cristiano suele representársele en compañía de un gallo en recuerdo de que el día de la Pasión, negó conocer a Jesucristo tres veces, para que los perseguidores de Jesús no le diesen muerte, después de estas tres veces, como Jesús le había dicho que sucedería, canto el gallo.
El gallo era para los celtas el mensajero del dios Lugos, el que anunciaba día con día su llegada por el oriente, el que anunciaba a los mortales todos sus movimientos o cantaba sin ningún motivo aparente para avisar al dios de lo sucedido en la tierra, el gallo era pues, el vigilante, el mensajero del dios Lugh; en la tradición cristiana tambien es vigilante divino, el acusador de la traición de San Pedro, por lo tanto se da el sincretismo entre ambas figuras, la del apóstol cristiano y la del dios pagano.

El caso de San Juan, en Asturias, es más dudoso, que su fiesta o fiestas llevadas a cabo alrededor del día 24 de Junio se encuentran relacionadas al antiguo culto solar, casi nadie lo niega, pero, ¿porque tuvo lugar este sincretismo en el caso de este santo en particular? ¿porque el sincretismo no tuvo lugar con cualquier otro santo?
Posiblemente porque la fiesta de San Juan fue una cristianización de la antigua festividad del solsticio de verano celebrada en casi todos los pueblos de la antigüedad, conmemorando el días más largo y la noche más corta del año, el triunfo del sol; estas fechas fueron aprovechadas por la Iglesia Católica para colocarla exactamente 6 meses antes de la Navidad. Pudo ser pues a causa de este sincretismo, que los primeros astures conversos al cristianismo vieron en San Juan Bautista una nueva personificación de la divinidad solar, esta vez aceptada por el cristianismo, y le rindieron un culto tan prolijo y vivaz, que aun caracteriza en nuestros días las tierras asturianas.
De cualquier forma, que el actual "Señor San Juan" asturiano, recibe el culto dedicado a una deidad solar, más claramente a una divinidad representación del sol, resulta prácticamente innegable tomando en cuenta los puntos que a continuación analizaremos, como veremos en seguida, a la llegada del cristianismo, la figura del dios solar asturiano fue adoptada por dos santos cristianos, San Pedro y San Juan, el primero por tener un gallo mensajero y por la cercanía de su fiesta, celebrada el 29 de Julio, al Lugnadash celta; y el segundo por ser su fiesta una cristianización del solsticio de verano.

Las fiestas de la Magdalena en Mayo y el culto solar presente en ellas:

Para los antiguos celtas, se celebraba el 1 de mayo la principal fiesta de su calendario, el Beltaine, la fiesta de la madre tierra, la luz y la fertilidad. En ella se celebraba el retorno del dios fecundador, del dios solar, que regresaba a fecundar a la madre tierra y a comenzar de nuevo el ciclo de la fertilidad, de esta fiesta eran símbolo las hogueras campestres, para celebrar la nueva unión de la tierra con el sol. En Asturias antiguamente era muy común la hoguera de mayo, llevada cabo al pie de un árbol plantado en la plaza central del pueblo, que recibía el nombre de "Mayo", era una costumbre muy extendida en Asturias y aun lo es en nuestros días, aunque muchas veces ya se hace la celebración en torno el árbol sin hoguera, pues estas y sus celebraciones se han trasladado a los días dedicados a San Juan; sin embargo, el árbol en Llanes recibe aún el nombre de hoguera, a pesar de no tener fuego, la hoguera esta dedicada Santa María de Magdalena, y se le relaciona en esa fiesta con San Juan, diriase que la diosa madre y el dios solar se reúnen de nuevo en Beltaine.

La hoguera de Llanes:

El principio, el arranque de la hoguera llanisca fue el mayo esbelto, encintado y floreado, son su fuego coruscante en la noche festiva, con sus cantos jubilosos, con sus danzas de rueda; vino luego el desplazamiento y la venia eclesiástica hacia festividades de grande arraigo popular y, como las de San Juan, San Pedro y Santa María Magdalena, impulsado en Llanes por el "Muy notable Gremio de Mareantes de Llanes" y en las parroquias restantes por la vieja norma de la buena vecindad y armonía. En el "Libro de cuentas de cargos y descargos de los Procuradores de la Villa de Llanes y de otras cosas tocantes a la dicha Villa", iniciado en agosto de 1574, la primera consignación a este respecto reza así:

-Del gasto de los señores que traxeron la hoguera.

A veces, los asientos, dentro de la parquedad característica de este tipo de documentos, nos acerca a los detalles:

-Del vino con que se obsequio a los que asistieron a la hoguera.

-Del costo del castañar del día de la hoguera y a los que la traxeron.

Para, al fin, siempre bajo el mecenazgo del Gremio, alcanzar la diáspora:

-A los que traxeron la hoguera el día de San Juan.
-A los que trajeron la hoguera el día de San Pedro.
-A los que trajeron la hoguera el día de la Magdalena.

En las afueras de la villa o pueblo cortan el árbol, lo pelan y lo pulen, dejándole únicamente las ramas superiores que le hacen asemejarse a un gigantesco isopo. Al otro día lo cargan los mozos y lo transportan sobre sus atléticos hombros; los cercan en filas las mozas, primorosamente ataviadas con sus policromos trajes llaniscos. Los jóvenes sujetan con su brazo el tronco, yerguen la cabeza y marchan con solemnidad; las muchachas, entonan al compás de los panderos una monorritmica canción, cuya melodía se repite incansable y uniforme. Los del barrio de Cueto, en la villa, que plantaban la hoguera por San Juan, según Fernando Carrera, cantaban así:

De raíz en agua clara,
ya venimos de cortar
esta hoguera tan lucida
para el glorioso San Juan.

Ya viene San Juan Verde,
ya viene, ya se vuelve;
ya viene San Juan, mozas,
ya viene con las rosas.

Viva por los de mi bando,
viva por un caballero
que nos regalo esta hoguera
sin interés del dinero.

La vieja savia ha encontrado pervivencia el 21 de julio de cada año a través del bando de la Magdalena, cuyos cantares, recogidos por el poeta Angel de la Moria, tienen este tenor:

Presentando hoy esta hoguera,
las costumbres respetamos,
y por eso la llevamos
con veneración sincera.

Esta hoguera que traemos
de tan mágico verdor
es prueba de nuestro amor
por lo mucho que os queremos.

Con hoguera ta bizarra,
nuestro triunfo es hoy cumplido
y en sus alas conducido,
verán hoy lo que es mañana.

En la hoguera que llevamos,
entre fuegos y loores,
a nuestros antecesores
un recuerdo tributamos.

Resuenen las panderetas
repitiendo los cantares,
que viva la Magdalena
primer patrona de Llanes.

Retumban los panderos, saltan los dedos ágiles y prosigue el canto. Al llegar a la plazuela, donde los mozos pinan el árbol, el canto se torna así:

En vuestra fuerza briosa
hoy, galanes, confiamos,
para que arriba veamos
una hoguera tan hermosa.

De nuestro pecho, la llama
de gratitud hoy tenéis,
porque ya plantada ves
esta hoguera tan galana.

Forman luego un circulo, hombres y mujeres, para en coros opuestos continuar:

Vamos a rodear la hoguera,
día de la Magdalena.

Quien rodease esta hoguera
buen San Juan Verde le venga
y buena Pascua florida
y florida Pascua buena.

Cortada en la fuente fría,
cortada en la fuente clara,
por donde el agua corría,
por donde el agua manaba.

Cortada cabe la orilla,
por un galán de esta villa
y plantáronla galanes,
la flor y nata de Llanes.

Vengan a rodear la hoguera,
que es para la Magdalena;
echad menudito el paso
al volver del otro lado.

La tradición de la hoguera como un árbol se conserva en Llanes, pero en algunas otras regiones se conserva la hoguera sin árbol, o bien, ambos elementos, como en Llamas de la Ribera, en el País Leones, donde casi todos los años se celebra la Hoguera de Mayo, que suele ser el primer Sábado de este mes. La zona de celebración es el Camping y allí se reúne la juventud (y alguno que otro no tan joven) para realizar la hoguera, acompañado de una buena cena y de buen vino.

 
 
**************************************************************************************
Anuncios
Esta entrada fue publicada en MITOLOGIA ASTURIANA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s