De Ochobre

 
 
 
 
Poemas de:

María Teresa González

 (  Tremañes/ Gijón_1950-1995)

 
 
 
 
 De Ochobre (1989)

 

Qué pensará  la mar

cuandu dispierte,

ocle na piel,

l’alborecer abriéndose al iris soñolientu,

y nel profundu vientre, como un nenu,

cañicándose un besu, que posara los llabios de setiembre.

                                                                                                          

 Mayu 1988

 

 

 

Sí qu’amortez Ochobre

nes apacibles manes de la playa.

Arrástrense les llunes, pensatibles,

dexando tres de sí un filu de tristura.

Agora escuéndese la Xana pigarzona

al calicor d’una manta de fueyes

que’l vientu serondiegu amontonara.

Quiciabis la neña ya nun llore

abrazada al cabás,

y torne a los abrazos l´amante efímeru.

 

Sí qu’ amortez Ochobre.

La lluz tres del cristal

amatagó’l resplandor de la lluciémaga.

                                                                                                

Abril 1988

 

 

 

PEL horizonte mansulín de los tos párpagos

va esmuciéndose la lluna d’Ochobre.

Piésllase na to boca un xestu

de playa abandonada,

y nes mexelles cuerren regatos de nublina.

 

De sópitu, tuvo esnales la tardi serondiega,

les blimes desnudáronse

na llenta sonrisa de los cauces.

El sol quedó dormíu

na estación vacía de collores,

y na mio puerta una gota d’orpín

escribió’l primer canciu d’invernada.

 

                                       

Abril 1988

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemes en asturiano. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s