Asturias en la edad del hierro

 
      Un poco más sobre  la resumida y pequeña historia que aqui quiero reseñar sobre Asturias ( a pesar de que de cuando en cuando desaparece todo el trabajo que lo precede….seguiré aunque se repitan algunos matices )
 
 
 
 
Los Pueblos De Asturias En La Edad Del Hierro

La Religión

La aproximación a las creencias religiosas de los asturianos de la Edad del Hierro se vislumbra a través de tres tipos de fuentes: los testimonios lingüísticos que nos ofrece la toponimia, las inscripciones de los primeros siglos de nuestra Era y las escasas noticias literarias debidas a los autores grecolatinos. A éstas deberíamos sumar el análisis de los motivos iconográficos, que aparecen en contextos de carácter mágico-ritual, a la luz de la religión comparada.

La toponimia ofrece algunos testimonios que sugieren la presencia de divinidades como: Deva, divinidad acuática, que aparece denominando ríos y lugares vinculados al agua (río en Ribadedeva; río que brota en la cueva de Cuadonga; sima en el concejo de Xixón; isla ante los acantilados del concejo de Castrillón). Navia-Nabia, también otra divinidad acuática (Río Navia, en el occidente de Asturias y Nabia, riachuelo en Peñamellera). El nombre del dios Belenos parece atestiguarse en Beleño (Ponga) y en Belén (Valdés). Taranis en Tarañes (Ponga) y Tarañosdiós (Cangues d’Onís) y Vindonus en Bendueños (Llena).

A través de la epigrafía de época romana conocemos otras entidades divinas como (Du)lovio Tabaliaeno adorado por los Luggoni Arganticaeni, etnónimo en el que también reconocemos la relación de este pueblo astur con la divinidad pancéltica Lug (luggoni, descendientes de Lug). Otra entidad divina Nimmedo Aseddiago estaría relacionada con el santuario celta "nemetum". Evedutoniu Barciaecu y Reus Pecío Parameco, son otras divinidades de difícil interpretación, la primera haría mención a su localización en una "barcia" (lugar pantanoso), mientras que la segunda pudiera ser explicado a través de una palabra de origen indo-europeo conservada en el alemán reuse (gigante). El sacrificio de machos cabríos, prisioneros y caballos al dios de la guerra -que podríamos identificar con Cosus-, está constatado por Estrabón, que también refiere la existencia de un dios innominado al que rinden culto en las noches de luna llena danzando hasta el amanecer ante la puerta de sus casas y que se identifica con el Dis Pater galo del que habla Julio César y al que este pueblo tenía como antecesor primigenio.

 

 

Orfebrería y Objetos De Adorno

En un País tan abundante en oro como lo fué Asturias, en la Edad del Hierro tuvo que haber necesariamente un gremio de orfebres especialistas en su transformación y elaboración, lo que puede apreciarse en los restos que han llegado a nosotros. Las técnicas que muestran estas piezas van desde el estampillado en lámina de oro y la fundición a la cera perdida hasta las más evolucionadas de la filigrana.

Esta orfebrería ástur tiene tres tipos básicos de piezas: Las placas estampilladas, que irían sobre un soporte de otro material (cuero, por ejemplo) y que son interpretadas bien como diademas bien como placas para la cintura; de este tipo hay algunas verdaderamente sobresalientes, como la de Cangues d’Onís, la de A Veiga y la de Moñes (Piloña), dividida en trozos. Los torques son otro género de piezas, collares rígidos rematados en doble escocia, distinción de la nobleza y de los grandes guerreros, destacando los llamados de Cangues d’Onís, el de Llangréu, el de Valentín de Cuaña y el de Tinéu, que fue fundido en la guerra civil, pero que conocemos por una fotografía. A las placas y torques tendríamos que añadir toda una serie de producciones que representan un tipo en sí mismas: broches, pulseras, colgantes, amuletos, discos, arracadas… que nos remiten a la existencia de unas élites principescas que van más allá de la organización gentilicia y que, aún, no podemos definir.

En bronce también se trabajaban piezas funcionales y de ornato personal, especialmente las fíbulas o prendedores para la vestimenta, y de las que tenemos varias tipologías: de torrecilla, de caballito, simétricas, anulares, etc.; además de otras como hebillas, enganches, e incluso torques.

Las Guerras Contra Roma.
Los Siglos Oscuros.

A finales del siglo I B.P. (años 29 al 19), después de dos siglos de presencia en la Península Ibérica, Roma emprende una campaña militar en toda regla contra los ástures y los cántabros, las dos naciones que aún mantenían una independencia efectiva. Los ástures, al decir de los historiadores romanos (Tito Livio, Floro, Dión Casio, Orosio), bajaron de sus nevadas montañas con un gran ejército y una estrategia muy preparada, dividiéndose en tres grupos para atacar los tres campamentos romanos del río Astura (Esla), siendo traicionados por los brigaecinos, que mandarían al traste sus planes, sufriendo una derrota aun a costa de grandes pérdidas romanas. Después se volverían a enfrentar en la civitas de Lancia, siendo nuevamente derrotados tras una feroz resistencia.

El precio de la paz les costaría excavar esforzadamente la tierra para pagar sus tributos a Roma, cuando no la leva masiva de su juventud como tropas auxiliares del ejército imperial. Bajo el Imperium se va a producir una explotación generalizada de los recursos humanos y naturales (sobre todo en la minería) y una acultúración que, sin hacer desaparecer su identidad como ástures, sí va a modificarla sustancialmente (lengua, religión, economía).

En el siglo V, durante las invasiones germánicas, habrá un asentamiento temporal en Asturias de Vándalos Asdingos, que después se trasladarán a la Bética (Andalucía). A lo largo del siglo VI se produce la llegada de grupos de bretones huidos de Gran Bretaña que fundarán el Obispado de Bretonia, del que según fuentes altomedievales es heredero el Obispado de Uviéu.

Tras las invasiones del siglo V, las luchas por la independencia de ástures y ruccones (luggones) se intensifican hasta que el rey godo Wamba (672-681) acaba sojuzgándolos e integrándolos en una nueva provincia.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Un poco de Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s