Fin del Antroxu

 
 
 
     EL Antroxu se acabo
 
 
 
 
 
                                                    
 
 
 
 
 
 
 
 Hoy se acaba el carnaval, con el entierro de la sardina, se dan por terminadas las fiestas del Antroxu en Gijón.
 
  Y para despedida una referencia  al los orígenes de estos festejos y su evolución a traves de los xiglos.
 
 
************************************************************************************************************************************
 
 
 
 
El carnaval es una de las fiestas populares de mayor tradición en la historia de la humanidad. 
Su celebración tiene su origen probable en los rituales paganos a Baco, el dios del vino; en los festines que se realizaban en honor al buey Apis en Egipto; o en las "saturnalias" romanas, en honor al dios Saturno, señor de la siembra y la cosecha. 
Algunos historiadores precisan que los primeros carnavales se remontan a la antigua Sumeria, hace más de cinco mil años, pasando luego la costumbre de la celebración a Egipto y al Imperio Romano, desde donde se difundió por toda Europa, siendo traído a América por navegantes españoles y portugueses en época de colonización y conquista a partir del siglo XV.
 
                                                                     ++++++++++++++++++++
 

Con el paso del tiempo, el carnaval fue adoptado por los pueblos que poseen tradición cristiana, precediendo a la cuaresma. El término carnaval proviene del latín medieval carnelevarium -"quitar la carne"- refiriéndose a la prohibición religiosa de consumir carne durante los cuarenta días que dura la cuaresma. 
En la actualidad, el carnaval se encuentra muy arraigado a la celebración popular, alejándose de su significado religioso, alargando los festejos a los primeros fines de semana del mes de marzo.

En la España de la época colonial, durante el reinado de los Reyes Católicos, ya era costumbre disfrazarse en determinados días con el fin de realizar bromas en los lugares públicos, hasta que en 1523 el rey Carlos I dictó una ley prohibiendo las máscaras y enmascarados. Fue el rey Felipe IV quien se encargó de restaurar el esplendor de las máscaras.

Con el correr de los años, el carnaval fue adoptando estilos diferentes según cada país. En América incorporó elementos aborígenes y hasta alcanzó ribetes místicos precolombinos. 
Hoy, esta expresión popular se celebra en distintas partes del mundo, haciendo que los escenarios donde se desarrollan atraigan a miles de turistas de otras latitudes para sentir, vibrar y cantar con el paso de las comparsas. Así, por ejemplo, el Carnaval de Río de Janeiro en Brasil, el de Oruro en Bolivia, el de Venecia en Italia, o el de Gualeguaychú en nuestro país, se encargan de trasmitir los estadios de felicidad que los caracterizan, haciendo que participantes y espectadores se contagien con el audaz ritmo de las "batucadas", disfrutando de un espectáculo lleno de brillo, luz y sonido sin precedentes. 

 
                                                      ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
 
 
Tiempo atrás, los participantes del Antroxu se pintaban la cara de negro con un corcho quemado u hollín. Se trataba de mascaradas muy económicas. Se practicaban dos agujeros en un cartón, trapo o madera, a guisa de careta y había costumbre de disfrazarse de animales, utilizando las pieles del propio ganado. Lo más extendido por aquellas fechas eran sin embargo los zarrapastrosos, los probones o antroxos, del género ancestral de los guirrias y zamarrones que pedían el aguinaldo a finales del año. Resultaba muy común intercambiarse de sexo a la hora de elegir la vestimenta. El hombre en mujer y la mujer en hombre, una costumbre que fue muy criticada por la Iglesia al considerarla transgresora de la moral. Los instrumentos musicales preferidos eran latas, sartenes, cencerros, cuernos, pitos y turullos. Ritmos altaneros e irrespetuosos que se siguen adivinando hoy en las notas de las charangas.

El Antroxu en Asturias estuvo prohibido largo tiempo. Fue recuperado con la llegada de los ayuntamientos democráticos en los años 80. Hoy en día el carnaval guarda la esencia de su antroxu primigenio aunque se hayan ido refinando las formas y los vestuarios. El afán de invertir el orden de las cosas que trae consigo siguen conllevando actos "irracionales", humor desorbitado y folixas. La ironía, la sátira, las coplas son especialmente malvadas contra los personajes públicos y su quehacer.

 
 
                                                       +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
 
 
 
      Mis recuerdos infantiles del " los mascaritos" asi se llamaban a los que se disfrazaban, eran mucho más pobres que los disfraces actuales con ropa vieja la cara pintada con corcho y el que tenia unes pesetes una careta de cartón , y a ir por les cases que siempre caia algo de llambiata o perruques.
 
 
          Y colorin colorón, el Antroxu  ya morrió, a esperar al 2008. Mañana miercoles de ceniza, y ya se sabe polvo eres y en polvo te convertirás……

 
 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asturias. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fin del Antroxu

  1. ★þαтяÿ★ dijo:

    Me alegra ver que aún sigues con tu espacio!! Ya no se encuentran tantos con información tan detallada sobre Asturias…
    Yo volví a empezar de nuevo jaja. Borré todo lo que tenía… No sé, creo que comencé otra etapa de la vida…
    Bueno, ya me pasaré de vez en cuando por aquí. Un besote!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s