ALFONSO CAMIN MEANA

camin 
 
 
ALFONSO  CAMIN  MEANA
 
 
 
 
 
 
 
Alfonso Camín Meana

Nacimiento:

2 de agosto de 1890
La Peñuca, Roces, Gijón

Fallecimiento:

12 de diciembre de 1982
Porceyo, Gijón

Ocupación:

Escritor, poeta

Cónyuge(s):

Rosario Armesto
 
 
 
 
Escritor y poeta natural del barrio gijonés de Roces.
«Voy de palo y de cortejo. / Voy de Roces hasta Granda, / voy de Granda hasta Mareo; / voy de Roces a Tremañes / voy de Roces a Porceyo. /
 ¡Soy de San Julián de Roces, / yo el mi pueblo non lo niego!». «Entre manzanos (niñez por duros caminos») es el título de una obra de Alfonso
Camín de obligada lectura para los ciudadanos de Roces. Camín nació en La Peñuca el 2 de agosto de 1890, y en este delicioso libro nos da una
visión exacta de lo que era el Roces de comienzos del siglo XX, no sólo de su paisaje, sino también de su paisanaje. Nos deleita con personajes
como el Llocu Muñiz, que siempre increpaba al mar lejano; Pachu Chepa; Juanín de La Farola; Antón de la Joroba; Joaquín de Cuba; Antón de Xica,
el de la Cantera; el gaitero Lin del Pondal, flaco, inclinado y que siempre iba a «llendar las vacas» a La Braña con su gaita, o Pinón de Morán,
cuyas madreñas sonaban más que las campanas de San Julián. Cientos de naturales de Roces que Alfonso Camín conoció en su infancia y luego
durante sus trabajos como picador en la cantera de Contrueces, y cientos de emociones y afectos que Camín mantuvo antes de tomar una resolución
ante la disyuntiva de convertirse en soldado en Marruecos o en emigrante a América.
Partiría Camín hacia Cuba a los 15 años y en 1914 regresó como periodista para cubrir desde España la primera guerra mundial.
La guerra civil le obligó otra vez a marchar al exilio cuando ya tenían publicadas más de treinta obras (incluida «Entre Palmeras», l
a segunda parte de sus memorias) y no regresó hasta el 25 de septiembre de 1967, con 77 años y tras pasar treinta de ellos fuera
de Asturias. Camín publicó su primer libro, «Adelfas», en 1913, y dirigió entre 1929 y 1967 la revista «Norte».
 En el Madrid de los años treinta se casó con Rosario Armesto, y tomó después el camino del exilio. En 1967 volvió a Gijón.
Su regreso fue el de un poeta y un novelista que vuelve a casa. Se dio su nombre a una calle de Gijón y a otra en Mieres,
mientras que Oviedo y Laviana se sumaron a sucesivos homenajes; fue nombrado «Poeta de Asturias» y en 1979 se le tributó
un gran homenaje en el Pueblo de Asturias.
El poeta murió viejo y en calma, el 12 de diciembre de 1982. En el cementerio de San Félix, en Porceyo, hay un nicho con una
 lápida que dice: «Alfonso Camín Meana. Poeta de Asturias. Roces, 12-8-1890. Porceyo, 12-12-1982», y debajo, unos versos de Rosario.
A Camín está dedicado el monolito que podemos ver, desde el año 1978, en la Carbayera de Roces, frente a la iglesia de San Julián.
El monumento al poeta tiene grabado un soneto suyo titulado «Covadonga», y la carbayera hace muchos años que no tiene carbayos
 (robles), aunque conserve el nombre.
Fuente: «Los barrios del Sur», libro editado por el Ayuntamiento de Gijón (julio del año 2002), con texto general de
 Luis Miguel Piñera Entrialgo y textos sobre espacios verdes de Francisco Javier Granda Álvarez.
 
 
                                                         ************************************
 
 
Transcurridos ya veinticinco desde su muerte, es reconfortante comprobar que los ciudadanos de Gijón no han olvidado a uno de sus más
grandes poetas. Su memoria permanece bien viva en nuestra ciudad: llevan su nombre una calle, un colegio público, la asociación de vecinos
de La Calzada, la Biblioteca Pública de Roces (que fue nuestra primera biblioteca municipal y en la que hoy mismo se descubrirá una nueva
placa con el nombre y la imagen del poeta), un monolito tiene cincelado su poema Covadonga en la Carbayera de Roces, los medios de
comunicación le dedican abundantes páginas, existe también un grupo de caministas dedicados a exaltar su figura
 
LA MADRE DEL POETA

_Madre, que nos vamos
y Manuel no está.
_Dicen que se ha ido,
pero volverá.
_Madre, que la guerra
no esta para andar,
por esos caminos
con ochenta ya.
_Si no voy contigo,
marcharé detrás.
_Madre; siete lobos
fui anoche a matar;
perseguí sus sombras
y tiré el puñal;
que eran siete obuses
sobre el olivar.
Voy a ver que hicieron;
déjame ir allá.
_Si no voy contigo,
marcharé detrás.
_Madre; tengo frío,
toso y nada más
y aunque tú me arropas,
manso de rosal,
ojos de mi cuello,
pecho de torcaz,
tú tampoco puedes
calentarme ya,
Madre: estoy enfermo,
voy a un hospital.
_Si no voy contigo,
marcharé detrás.

_Madre: ¡adiós España!
los traidores ya
vienen como los lobos
y huye el recental.
Sobre las palomas
vuelva el gavilán;
torres sin cigueñas,
niños sin hogar
¡Ay cuántas desgracias
trajo un rabadán
hasta el Pirineo,
desde Gibraltar!
Un dolor errante
y otro dolor más;
solos en la senda
sin poder andar,
¡Solos! como España,
toda en soledad,
Tú, tan viejecita,
yo, como el que más,
tiritando vamos,
siempre más allá,
sin tener abrigo,
sin que tengas pan,
bajo los obuses
de la adversidad.
_Si no voy contigo
marcharé detrás
¡Ay tierras de Francia!
Qué amargas están,
sin que a Don Quijote,
sol del ideal,
venga a recibirlo
vuestro Bergerac.
Yo voy a la arena
y al viento. Tu irás,
madre del Cachorro,
pena sin sangrar,
entre arena y viento
sobre el huracán,
a dónde te lleven,
luna de mi paz,
lancha sin remeros
y ola sin el mar.
_Si no voy contigo,
marcharé detrás.
Madre, ¡que me ahoga
tanta soledad,
que era ayer llanura
y hoy es espinar!
Ya no tengo frío,
no me arropes ya,
cepa de mis viñas,
manos del rosal,
miel entre romero
y agua por San Juan,
Siento que no siento,
miro sin ver ya,
Novia de Sevilla,
torre sin cantar,
sin mis soledades,
¿Dónde quedarás?
Por tierras de Francia
odio y vendaval,
reina que descalza
sobre el cardo va.
_No te apures, hijo,
pena de cristal.
Si no voy contigo,
marcharé detrás.
Fosa sin entierro,
muerto sin hogar,
crimen sin justicia.
lágrima racial,
sol que no ha querido
monstruos alumbrar
y, antes que en mazmorras,
muere en libertad,
dos soldados negros
_noche en Senegal_
entre cuatro pobres
tablas sin pintar,
peregrino eterno,
de la soledad,
al mejor poeta
llevan a enterrar.
¿Dónde está Roxana?
¿Dónde el capitán
de la noble espada
y el airón lunar?
Francia sin poetas
como España está;
sotas de villanos
manchan el solar
y un París de lepra
baila su cancán.
Cae aquí de bruces,
se levanta allá,
triste y rezagada
por el arenal,
sólo va una madre
trémula y tenaz,
lámpara y cenizas
con el funeral;
los nublados ojos,
lágrimas la faz,
fijos en la caja
que va lejos ya;
_No te apenes, hijo;
vuelvo a caminar.
Si no voy contigo,
marcharé detrás,
A las pocas horas,
sobre el arenal
de la Francia _cardo
y odio montaraz_,
cuando ya no hay leños
con qué calentar.
ni una tierra amiga
con flor del pan
y a una soledades
va otra soledad,
se murió la anciana,
mínima y tenaz;
y aún en su delirio
dice al expirar,
cepa que sin armas
los racimos da:
_Aunque no me digas,
manos de rosa;
y aunque no haga falta
que te arrope ya,
como no hay caminos
_rosa o pedernal_
para andarlos juntos,
lirio de San Juan,
dónde tu descansas
quiero descansar.
¿No te lo decía,
pecho de coral
y alma que no supo
nunca sola andar?
Sombra de tu sombra,
luna de tu erial,
adonde tu vayas
siempre irá mi afán.
¡Si no voy contigo,
marcharé detrás!

                                         Alfonso Camín

 
 
 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personas importantes de Asturias. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ALFONSO CAMIN MEANA

  1. OLGA dijo:

    Que puedo yo decir, lo único que se es que cuando este hombre vino para España mis padres y mi abuela me llevaron a conocerlo y yo tenía unos 10 años, había oido siempre hablar de el pues este hombre era hermano de mi abuelo y había libros en casa de el que guardo yo ahora un par de ellos que estan dedicados a mi abuela, su cuñada.
     
    Decir que poco lo conocí a el y a su mujer Rosario y a una mejicana que se trajeron con ellos que cuidaron hasta su muerte, la habian adoptado creo, aunque tambien he de decir que la tal Rosario no era la primera esposa que habia tenido Alfonso (hablo segun lo que oir en casa), dicen que con Rosario no estaba casado, aunque lo haría cuando llego aqui a España, a ella la conoci poco también.
     

  2. Albino dijo:

    Observo que la fecha de nacimiento de Alfonso Camín en la ficha que aparece al comienzo de este espacio pode 2 de agosto, y no es esa; es el 12. Lo dice él. "Nací un 12 de agosto / en Roces, por "La Peñuca"/ en una humilde casuca/ y al pie de un terreno angosto"…Aclaro lo de la fecha porque ye he visto este mismo error en otras partes.Albino Suárez

  3. Perdón por intervenir otra vez. Pero he leído en alguna parte que el poemas “LA MADRE DEL POETA”, se refería al propio Camín y no es así. Ese poema esta dedicado a la madre de Antonio Machado, La publicó por primera vez en NORTE,en negrita. Hago esta aclaración por si procede.

    • Reinaastur dijo:

      Estas en tu derecho de intervenir, te agradezco que expreses aquí tu opinión y des tus datos; yo recojo la información de libros y aquí en internet, puede ser que sean erróneos, como también que el registro civil tenga una fecha y el o la persona naciese otro día, como es mi caso. Gracias por tus comentarios, son el complemento a la entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s