Leyenda del Pozo Forniellos

pozuforniellos
La leyenda dell pozu Forniellos

Hace muchos años, los romanos, que eran grandes constructores, andaban haciendo grandes obras y acueductos. Uno de los mas famosos era el acueducto de Segovia, todo hecho de piedra y de varios pisos de alto.
El jefe de obra andaba un poco desesperado por la magnitud del acueducto y presa de la desesperación, llegó a un acuerdo con el demonio, por el cual, se comprometía a acabar la obra a cambio del alma de su hijo.
El demonio acepto de buen grado la oferta y se puso a trabajar, convocando a varios diablos para que buscaran piedras. Cerca de alli en la sierra de Guadarrama había muchas piedras y muchos se fueron hacia allí, pero uno de ellos, llamado Forniellos, poco dado a las multitudes, se dirigió hacia el norte volando y llegó a Pajares. Cuando vio montañas de Peña Mayor supo adonde debía ir a buscar piedra y fue hacia ese lugar.
Por el camino se encontró con una moza que portaba un cántaro con agua y con mucha educación se pusieron a charlar, tan encantada quedo que ella le hizo prometer que volvería.
A la vuelta, volando, de la peña, sacó una piedra y se fue rumbo a Segovia, pero se dio cuenta de que había perdido mucho tiempo con la moza, así que con bastante miedo por el castigo dejo caer la piedra sobre la ladera de Peña Mayor y la dejó allí clavada.
Seguía Forniellos su camino, cuando vio de nuevo a la moza y recordando su promesa, volvió a adoptar apariencia humana y bajó a verla.
Cuando ya estaban empezando a charlar, el diablo se da cuenta de que en el collar de Gallea hay una cruz de oro. Viendo esa cruz, Forniellos comienza a chillar y se vuelve demonio, no sin antes agarrar a la moza por la cintura y desaparecer en el pozu.
El padre de la moza, de nombre Antón García, cuando hubo regresado, se enteró de la noticia y se puso a buscar por todos los lugares del pueblo. Al llegar al pozo uno de los vecinos encontró una cruz de oro al lado del pozu, pero por más que miraron en el fondo nada pudieron ver.
El padre, roto de dolor y de desesperación se arrojo al río pensando su hija.
De esta historia quedó el nombre del pueblo de Santagadía, en el concejo de Biemenes, el pozu donde cayó Gadea con Forniellos lo llamaron por su nombre, la piedra que tiro Forniellos Peña del diablu y el río en el que se tiró el padre, Antón García fue llamado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s